Santuario de la Virgen del Socavón

Fachada del Santuario del Socavón

El Santuario de la Virgen del Socavón cobija a la sagrada imagen, principio y fin del Carnaval de Oruro, sin la veneración a la Virgen Candelaria, la Peregrinación del Sábado de Carnaval no tendría sentido alguno y la fiesta sería una más, de las muchas que existen en todo el mundo.

En el Santuario se unen, la devoción, la cultura, el folklore, cuando los bailarines sudorosos, cansados, luego de recorrer cuatro kilómetros, se postran ante la imagen de la Virgen en señal de cumplimiento de la promesa de bailar en su honor.

En el Santuario confluyen los más preciados sentimientos de los orureños y bolivianos que, año tras año y generación tras generación acuden en busca del amparo de la Virgen.

En palabras del Padre Jairo de Jesús Salazar Correa, el Santuario de la mamita del Socavón, es el gran emblema de Oruro, es el ámbito que nos ayuda a todos para abrirnos a lo divino, al encuentro con el misterio que no comprendemos, que no podemos abarcar, pero en el que nos sentimos comprendidos y abarcados y que nos sobrecoge y nos fascina y del que nos sentimos orgullosos.

El Santuario de la Virgencita del Socavón, dice mucho más de cuanto nosotros podamos decir y mucho más de cuanto creamos saber porque es el portador del arquetipo que transforma y que ayuda al hombre en el encuentro consigo mismo mediante el verdadero conocimiento que nace justamente de la transformación interior y que provoca apertura, vibración positiva, elevación del espíritu, entusiasmo, apertura del ser a la divinidad.

Este espacio maravilloso no es un lugar cerrado, todo lo contrario, es un espacio abierto a la trascendencia a través de la belleza de las celebraciones que nos impulsan a la oración, a la devoción, que nos ayudan a renunciar a la cerrazón de mente para reconocer la presencia divina en el cosmos y en cada ser y para hacernos operativos en el diario trajinar, excluyendo todo egoísmo y desafiándonos a crecer cada día más y más.

UN POCO DE HISTORIA

La monumental estructura actual, tuvo un modesto origen en las laderas del cerro Pie de Gallo en la serranía sagrada de los Urus. Sobre un humilde tapial de adobe finamente pintada la imagen de la Virgen de Candelaria de conmovedora belleza comenzó a guiar la historia del noble pueblo de Oruro, desde mucho antes de la fundación oficial de la Villa en 1606.

El Santuario está bajo la administración de los Siervos de María desde el 26 de septiembre de 1950. El Padre Jairo de Jesús, es uno de ellos, colombiano de origen, sentó su estancia en Oruro imbuido de su profunda fe y devoción por la Virgen a quien llama cariñosamente la K’achamoza (mujer linda).

Profundo conocedor de la historia del Santuario afirma sin embargo, que no existe una idea clara sobre cómo habría sido el Santuario en los albores de la historia de lo que hoy conocemos como la ciudad de Oruro.

A lo mejor una ermita austera o un pequeño templo pero sí sabemos que en 1882, se iniciaron los trabajos para la construcción de una nueva iglesia más grande, trabajos que fueron impulsados por el presbítero Francisco Cárdenas y con la masiva participación popular y con la ayuda de los presidentes de la República, Narciso Campero y Aniceto Arce.

La obra fue dirigida por el ingeniero brasileño Julio Pincas y se concluyó en 1884.

En el año 1919, se agregó a este Santuario la torre que conocemos a devoción de don Silvano Pacheco. Este Santuario, prestó sus servicios de acogida a los fieles hasta la década de los años 80, puesto que en 1982, por inspiración del padre Alfonso Massignani, se inició una sustancial ampliación y remodelación del mismo.

La primera obra fue construir la nave Este aprovechando que el atrio era muy amplio y que la Alcaldía ya en 1959 había donado a los frailes Siervos de María este terreno, porque justamente, ya se pensaba en su ampliación.

Desde entonces y hasta nuestros días los trabajos de ampliación, remodelación y ornato del Santuario no se han detenido y esperando en Dios y en la generosidad de los devotos. No se detendrán, que un Santuario no se termina jamás.

Es obra de generaciones y generaciones pues todos los hijos de Dios que sienten en estos lugares su favor, dejan su huella de gratitud y de belleza.

El Santuario es, en suma, el principio y el fin de la entrada de peregrinación del Sábado de Carnaval, sin la presencia de la sagrada imagen el Carnaval de Oruro como lo conocemos, no existiría y probablemente no hubiera sido declarado como una Obra Maestra de la Humanidad.

Es la veneración a la Virgen Candelaria, la Virgen del Socavón la que hace que año tras año, se repita el milagro del Carnaval.

Con información de "Historia del Santuario Virgen del Socavón, Fray Alfonso Massignani Ballico OSM, Latina Editores, 2005 y entrevista al Padre Jairo de Jesús Salazar Correa.

Fuente: lapatriaenlinea.com


Compartir en:
Santuario de la Virgen del Socavón
Publicado el 2020-06-15 16:45:00 | Leído 3991 veces

+ Contenido en esta sección:

Costumbres y Tradiciones del Carnaval
CARNAVAL DE ORURO 2018
El Calvario
Comadres y compadres: un encuentro de amistad
La Ch´alla